Alianza Basura Cero Chile: tecnología ZEG es incineración

1
894

Aclaración Pública Alianza Basura Cero Chile Sobre tecnología ZEG

La Alianza Basura Cero Chile, formada por organizaciones de distintas regiones de Chile, quiere aclarar en este comunicado público lo siguiente:

La Tecnología ZEG, ampliamente difundida en un video que circula por redes sociales con miles de visitas, es simplemente incineración de residuos. Toda forma de destrucción de materiales mediante calor es incineración y así se ha definido tanto en la legislación europea como en la chilena (Directiva 2000/76/CE, DS29/2013).

La incineración de residuos es una tecnología que no resuelve el problema de fondo del manejo de residuos sino todo lo contrario: la incineración alimenta el sistema productivo lineal que ha generado los enormes problemas ambientales que hoy en día enfrenta la humanidad. Más aún, la incineración oculta el problema de la generación de residuos, transformando la “basura” en una pequeña cantidad de electricidad, ocultando que el reciclaje y el compostaje conservan de tres a cinco veces más energía, generando y ocultando que emiten en grandes cantidades contaminación que va al aire, agua y suelo, a través de emisiones a la atmósfera de sustancias tóxicas cancerígenas como las dioxinas, furanos y metales pesados, en forma de pequeñas partículas (incluyendo nanopartículas) capaces de atravesar todas las membranas del cuerpo, incluso las membranas placentarias. Además de contaminar el aire que respiramos, estas sustancias tarde o temprano decantan al suelo y agua, contaminando la fuente de alimentación y bebida de plantas, animales y seres humanos. Tras la incineración quedan grandes cantidades de cenizas que concentran altas cantidades de dioxinas, furanos y metales pesados, cenizas que deben ser dispuestas en rellenos sanitarios de seguridad. [1]

En el video sobre la planta experimental localizada en Lampa, Chile, el Sr. Alexis López quien realiza una transmisión en vivo de su visita a la planta, señala que es una tecnología “Cero Emisión”. Esto es un absurdo, no existe la incineración de residuos cero emisión. Al incinerar la materia sólida se transforma en calor, gases y ceniza. Esos gases son emisiones que aportan al calentamiento global ya que una buena parte corresponde a CO2 equivalente, otra buena parte corresponde a gases ácidos que generan un aumento en las enfermedades respiratorias sobre todo en niñas, niños, adultos mayores y todas las personas con mayor sensibilidad en sus vías respiratorias.

El problema que debemos enfrentar como humanidad no es “cómo ocultar mejor nuestros residuos”, si no cómo dejar de transformar la naturaleza en basura, y el planeta en un gran vertedero (o cenicero par el caso de las incineradoras). Las tecnologías como la ZEG o cualquier otra de incineración (pirólisis, gasificación, arco de plasma, co-combustión), solo intentan confundir a la ciudadanía sobre las metas que debemos perseguir como humanidad. Al evitar generar esos residuos en primer lugar, no solo evitamos los problemas de su manejo, sino que también evitamos usar la materia prima virgen para su producción, con todos los daños ambientales que la extracción de materia prima virgen inevitablemente conlleva.

Existen cientos de comunas en el mundo que han implementado la estrategia basura cero con gran éxito y menos recursos de los que se requieren para hacer funcionar una incineradora. Más del 50% de los residuos que generamos son nutrientes que debemos devolver al suelo a través del compostaje. Otro 30% son materiales reciclables que podrían reemplazar la extracción de materia prima virgen (plantas, animales, minerales escasos). El 20% de los residuos no reciclables, ni compostables nos indican los errores del sistema productivo que debemos resolver con mejor diseño y políticas industriales y ambientales.

Desde la Alianza Basura Cero Chile no nos perdemos. Sabemos que el objetivo es dejar de producir basura, y por ello seguiremos promoviendo e implementando la estrategia basura cero, una solución no solo verdaderamente sustentable sino que integral en el abordaje de los problemas ambientales, sociales y económicos que enfrenta la humanidad del siglo XXI.

Alianza Basura Cero Chile

Fundación El Árbol

Fundación Basura

Alianza Global por Alternativas a la Incineración GAIA

Red de Biodigestores para América Latina y El Caribe

Colectivo VientoSur

Fundación Reciclo

Movimiento Nacional de Recicladores de Chile

Red de Acción por los Derechos Ambientales RADA

Ciudad Posible

Greenpeace Chile

Chile, septiembre 2019.

[1] Algunas referencias bibliográficas:

 

Crowley, D., Staines, A., Collins, C., Bracken, J., Bruen, M., Fry, J., … Thunhurst, C. (2003). Health and Environmental Effects of Landfilling and Incineration of Waste – A Literature Review. In D. Crowley, A. Staines, C. Collins, J. Bracken, M. Bruen, J. Fry, … C. Thunhurst (Eds.), Health Research Board. Dublin: Dublin Institute of Technology.

Denison, R. (2002). Environmental life-cycle comparisons of recycling, landfilling, and incineration: A review of recent studies. Annual Review of Energy and The Environment, 21(1), 191–237.

García-Pérez, J., Fernández-Navarro, P., Castelló, A., López-Cima, M. F., Ramis, R., Boldo, E., & López-Abente, G. (2013). Cancer mortality in towns in the vicinity of incinerators and installations for the recovery or disposal of hazardous waste. Environment International, 51, 31–44.

Fichtner Consulting Engineers Limited, The Viability of Advanced Thermal Treatment in the UK, 2004, p.4.

Markert, B. (2007). Definitions and principles for bioindication and biomonitoring of trace metals in the environment. Journal of Trace Elements in Medicine and Biology, 21(1), 77–82.

Morris, J. (1996). Recycling versus incineration: An energy conservation analysis. Journal of Hazardous Materials, 47(1–3), 277–293.

Morris, J. (2005). Comparative LCAs for Curbside Recycling Versus Either Landfilling or Incineration with Energy

Recovery. The International Journal of Life Cycle Assesment, 10(4), 273–284

Soja, E. (2009). The City and Spatial Justice. Spatial Justice, 1, 31–38.

Tabasová, A., Kropáč, J., Kermes, V., Nemet, A., & Stehlík, P. (2012). Waste-to-energy technologies: Impact on environment. Energy, 44(1), 146–155.

Villanueva, A., & Wenzel, H. (2007). Paper waste – Recycling, incineration or landfilling? A review of existing life cycle assessments. Waste Management, 27(8), 29–46.

 

 

1 Comentario

  1. Estoy totalmente de acuerdo con sus opiniones, es mas haciendo seguimiento a la empresa esta no cuenta con ninguna certificación ni sanitaria ni ambiental, no tiene autorización municipal para su funcionamiento etc.
    Si bien es cierto en países desarrollados se realiza un proceso de manejo de los residuos municipales por medio de diferentes métodos como separación en origen o en sistemas que separan los residuos, que ese en donde radica la mayor problemática porque quemar residuos domiciliarios o industriales es sumamente fácil pero el grado de contaminación atmosférico es sumamente contaminante

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here