Impresentable: WTE pide suspender evaluación de incineradora hasta agosto del 2020

0
560

DECLARACIÓN PÚBLICA

Solicitud de WTE Araucanía de suspensión de plazo  hasta agosto del 2020 es un abuso del Sistema de Evaluación Ambiental

Como organización ciudadana de defensa de los derechos ambientales, la RADA considera un total abuso al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental la solicitud de la empresa WTE Araucanía de ampliar la suspensión de plazos de la evaluación del proyecto de planta incineradora de residuos para Temuco en Lautaro, hasta agosto del 2020.

Este peligroso proyecto, presentado inicialmente al SEA[1] a través de una simple declaración de impacto ambiental declarada inadmisible el año 2016, reingresó con un Estudio de Impacto Ambiental en junio del 2017. En ese EIA se presentó una caracterización de la calidad de aire del lugar de emplazamiento con los datos tomados en la estación de monitoreo de la casa de máquinas de Temuco, a pesar de que la propuesta de emplazamiento del proyecto se encuentra en el ingreso sur de la ciudad de Lautaro.

Esta y muchas otras falencias evidentes del proyecto[2], llevaron a la RADA a solicitar al SEA la devolución de los antecedentes al titular por presentar un proyecto incompleto que no permitía su evaluación de manera seria y resguardando los derechos ambientales de las comunidades potencialmente afectadas: prácticamente toda la región. El SEA a través de su entonces director regional Ricardo Moreno, rechazó la solicitud de la RADA y dio visto bueno para continuar evaluando un proyecto sin antecedentes críticos para su evaluación.

En diciembre de 2017, y tras recibir más de 3.500 observaciones ciudadanas y cientos de observaciones de servicios públicos, WTE Araucanía solicitó la suspensión de la evaluación por un año 2 meses (hasta el 18 de febrero de 2019). La razón aludida por la empresa fue la necesidad de realizar una caracterización de la calidad del aire en el lugar de emplazamiento del proyecto, cosa que debería haber presentado desde un comienzo, y que tarda un año en implementarse ya que las mediciones deben realizarse en las 4 estaciones del año.

El 11 de febrero de 2019, WTE Araucanía solicita una extensión del plazo de suspensión, esta vez hasta agosto de 2020, sumando un total de 2 años 8 meses de suspensión de la evaluación de este nocivo proyecto. Para la Red de Acción por los Derechos Ambientales, un proyecto que solicita tamaña suspensión de plazos es simplemente un proyecto evidentemente inviable, cuya presentación inicial fue incompleta y sin la mínima preocupación por brindar los antecedentes necesarios para ser evaluado responsablemente. Dos años y ocho meses es más del doble del tiempo que se requiere para realizar un monitoreo de aire, lo que nos indica que la empresa lo que en realidad está haciendo es una reestructuración completa del proyecto. Esto evidencia además las falencias del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental chileno, que permite vicios como la extensión casi indefinida del plazo para la evaluación de un proyecto, lo que permite a los titulares acomodarse y modificar reiteradamente su proyecto hasta lograr forzadamente su aprobación.

Creemos que lo más responsable sería que el SEA rechace esta solicitud, ya que excede con creces el tiempo requerido para realizar la caracterización de aire que debería haber sido presentada desde un primer momento. Esto quita toda seriedad en la evaluación de un proyecto tan peligroso para la salud de las personas y el ambiente como una planta incineradora de residuos. Las incineradoras son fuente de contaminantes tóxicos persistentes en el ambiente, comprobados cancerígenos, que se bioacumulan[3] y biomagnifican[4], amenazando actividades tan sagradas como la lactancia materna.

Es además un desperdicio de recursos públicos, ya que decenas de profesionales y recursos se ponen en función de la evaluación de un proyecto inviable. Después de más de tres años de presentarse, el proyecto de incineradora tal vez incluso sea retirado, ya que su inviabilidad es hoy más evidente tras esta solicitud de suspensión hasta agosto del 2020. Es sin dudas un abuso del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental que debe ser rechazado por la actual directora regional del SEA Andrea Flies. A pesar de haberse pronunciado públicamente a favor de este proyecto, la directora del SEA tiene el deber de permanecer en una posición imparcial frente a él, y actuar de acuerdo al mandato de su institución: promover una evaluación seria y responsable que garantice la protección del medio ambiente y las personas.

Reiteramos que hay verdaderas soluciones al problema del manejo de residuos: la estrategia Basura Cero que ha sido implementada en cientos de comunas de Europa, logrando reducir hasta al 10% los residuos que van a relleno sanitario. Esta estrategia ya fue implementada con éxito a nivel comunitario en el sector Campos Deportivos de Temuco, con el trabajo de la RADA y el apoyo y participación de las vecinas y vecinos del sector.

Instamos a la directora regional del SEA Andrea Flies a rechazar la solicitud de WTE Araucanía, por el resguardo de la seriedad y credibilidad del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, y de los derechos ambientales de las personas que habitamos la región de La Araucanía.

Emplazamos también a la Municipalidad de Temuco a través del alcalde Miguel Becker a transparentar los planes de la municipalidad para la gestión de residuos en los próximos años. Instamos también a la municipalidad a reconocer el fracaso de su actual política en este ámbito, y a avanzar en la adopción de reales soluciones como estrategia Basura Cero, tremendamente menos costosa, infinitamente más sustentable y segura para la salud de las personas y el ambiente.

Red de Acción por los Derechos Ambientales RADA.

Temuco, 12 de febrero de 2019.

Contactos:

Alejandra Parra Muñoz 982 874 234

Enrique Pizarro Larraín 982 646 009

[1] Servicio de Evaluación Ambiental.

[2] Inexistencia de análisis de riesgos a la salud de las personas y el ambiente por emisiones tóxicas y cancerígenas a la atmósfera de dioxinas, furanos, metales pesados, nanopartículas.

[3] Los compuestos orgánicos persistentes tienden a acumularse en el cuerpo de los seres vivos, y se concentran más en la grasa animal.

[4] Los contaminantes aumentan su concentración a medida que suben por la cadena trófica. Quienes están en la cima de la cadena trófica son los lactantes humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here