Resumen de la participación RADA en Asamblea de la ONU por el Medio Ambiente, Nairobi 2019.

0
774

Luego de haber participado en la reunión de expert@s celebrada en Diciembre de 2018 en Ginebra, donde se trabajó en las propuestas que fueron llevadas a UNEA4 para solucionar el problema de contaminación del mar con plástico y microplástico, la RADA participó activamente en la cuarta asamblea de la ONU por el Medio Ambiente.

Siendo el cuerpo internacional más importante en materia ambiental, la cuarta reunión de la Asamblea de Naciones Unidas por el Medio Ambiente se desarrolló del 4 al 15 de marzo de 2019 en Nairobi, Kenia.

La RADA como miembro de GAIA (Global Aliance for Incineration Alternatives, Alianza Global por Alternativas a la Incineración), participó en UNEA4 dentro de una red de organizaciones a nivel internacional haciendo seguimiento a las resoluciones relacionadas con el manejo de residuos, plásticos de un solo uso, y contaminación del mar con plástico y microplástico. Otras resoluciones que se discutieron en esta UNEA estuvieron relacionadas con gobernanza ambiental, ecosistemas y biodiversidad, soluciones innovadoras a desafíos ambientales y consumo y producción sustentables, así como la agenda de UNEA para la siguiente sesión en 2021.

Inicialmente las resoluciones propuestas contenían importantes avances en materia de protección ambiental, como el abandono progresivo de los plásticos de un solo uso, el reconocimiento de basura cero como una estrategia efectiva para combatir la contaminación marina, y la creación de un tratado internacional legalmente vinculante para avanzar en soluciones a la contaminación marina con plástico y microplástico.

Mientras se realizaban las negociaciones de los textos por los Estados, los sectores no gubernamentales (ONGs, mujeres, trabajador@s, regiones, religiones e industria) se reunían paralelamente en el foro de grandes grupos, exponiendo importantes experiencias y puntos de vista aterrizados en el trabajo de terreno que sin embargo no estaban siendo escuchadas por los estados.

Al margen de la ausencia de los Estados en las discusiones de la sociedad civil, este espacio demostró el tremendo nivel de experticia y claridad estratégica de los sectores representados de la sociedad civil, que incluyó además la participación de representantes de Estados que han logrado importantes avances en materia de prevención de la contaminación.

Se mostró por ejemplo, los avances en la discusión de la Unión Europea sobre economía circular y la prohibición de algunos tipos de plásticos (sobre todo los de un solo uso, como botellas plásticas y sus tapas, cotones, palos de globos, mezcladores de café) en las próximas décadas, reconociendo el aporte de estos países en este problema global. Representantes de los recicladores de base de Brasil (Alex Cardoso) y de Sudáfrica (Simon Mbata) fueron actores importantes dentro de este foro, relevando la necesidad de involucrar a los recicladores de base en los planes de gestión de residuos que se planteen a futuro.

Alejandra Parra Muñoz, representante de RADA en UNEA, presentó en el panel sobre justicia ambiental el 13 de marzo, donde expuso los impactos que tiene el desarrollo en comunidades locales y estilos de vida sustentables, resaltando la necesidad de valorar no solo simbólicamente sino que de manera efectiva, las formas de vida sustentables de las comunidades locales rurales y sobre todo indígenas, lo que se traduce en dejar de destruir sus territorios a través de la extracción de recursos naturales para alimentar las formas de vida insustentables de los países desarrollados. El panel estuvo compartido con el relator especial de naciones unidas en medio ambiente y derechos humanos David Boyd, quien mostró su rechazo a la incineración de residuos por ser una falsa solución al problema global de gestión de residuos y uso de recursos naturales.

Posteriormente la representante de RADA se reunió con el Relator para informarle de la situación de Chile en cuanto a Medio Ambiente y Derechos Humanos, relevando las situaciones de violación de derechos humanos producto de las industrias de la minería, energía, forestales, salmoneras, manejo de residuos y los casos de las zonas de sacrificio de Puchuncaví y Quintero. RADA además expresó la relación de la defensa del medio ambiente con la criminalización de dirigentes mapuche en el Wallmapu, informando de los casos de las condenas a los dirigentes mapuche Luis Tralcal, José TTralcal y Facundo Jones Huala, todos condenados sin existir reales pruebas en su contra.

 

UNEA 4 concluyó con resoluciones tremendamente empobrecidas y debilitadas producto del constante bloqueo de los avances por parte de Estados Unidos, apoyado por Cuba, Arabia Saudita y Brasil. Un brillante papel jugaron representantes de la Unión Europea, Nueva Zelanda, Filipinas y las Islas del Pacífico, quienes resistieron hasta el final los embates de EEUU y sus aliados, aunque el lobby del país campeón del capitalismo fue más fuerte, terminándose con documentos que prácticamente mantienen el statu quo, aunque al menos no significan un retroceso en las discusiones. Por el momento no hay tratado vinculante, pero el grupo de expertos se mantiene para avanzar en la discusión de las medidas necesarias para solucionar la contaminación del mar con plástico, uno de los mayores desafíos de nuestra era, junto con el cambio climático.

La participación de Chile en las discusiones fue prácticamente inexistente, sin defender ninguna posición en las negociaciones, lo que finalmente juega en favor de EEUU y sus aliados. La única vez que se escuchó de Chile fue en la plenaria donde la Ministra de Medio Ambiente realizó declaraciones  remarcando los avances en la legislación chilena por la prohibición de bolsas plásticas y ley REP, retirándose posteriormente de la sala. RADA solicitó formalmente reunirse con la comisión chilena en UNEA 4, pero lamentablemente no se le concedió dicha instancia. A juicio de la organización, es deber de los Estados escuchar a sus organizaciones para poder informarse de las posturas de la ciudadanía, aprovechando las posibles colaboraciones entre estos sectores que suplen las falencias de los estados que no cuentan con capacidad para llegar en terreno a conocer la situación de las comunidades que sufren los impactos de la contaminación y el lado B del desarrollo.

 

RADA seguirá trabajando en red con importantes organizaciones de defensa del medio ambiente y los derechos ambientales, continuando el trabajo de monitoreo de las discusiones internacionales en materia de manejo de residuos y recursos, porque necesitamos acciones ahora, antes de que sea demasiado tarde. 150 especies desaparecen a diario producto de acciones humanas, hay miles de especies que las futuras generaciones no podrán conocer, cientos de ambientes y ecosistemas que dejarán de existir, dejando a nuestro planeta en un estado de progresiva desestabilización climática y ecosistémica. La mayoría de las autoridades políticas del mundo no están a la altura del desafío (incluyendo Chile) pero la ciudadanía ha demostrado ser nuevamente la vanguardia en la protección del planeta. Nadie está de más en esta lucha, necesitamos de todas las manos y pies, necesitamos todas las mentes y voces para que los cambios necesarios lleguen a tiempo. También depende de ti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here