1era Jornada de Limpieza del canal Gibbs o Gabriela Mistral.

0
632

¿Cuan importante son los cursos de agua en medio de las ciudades? Uruk es considerada la primera ciudad del mundo, que contaba con mas de 50.000 habitantes. Esta ciudad y la mayoría de ellas se erige entorno a los cursos de agua, en este caso Uruk se situa en la ribera oriental del rio Eufrates.

Porque desde aquellos tiempos comprendemos que la existencia del ser humano y de toda vida en el mundo es inconcebible sin el elemento vital, pero algo ha pasado en el último siglo en que ya no damos la importancia que deben tener los cursos de agua, ríos, lagos, esteros, canales, vertientes. Muchas veces le damos la espalda a los ríos, llegando al extremo de convertirlos en sitios en donde depositar lo que ya no queremos o necesitamos, la basura. Es más, estamos convirtiendo los océanos en un enorme basurero. Cada año más de 8 mil toneladas de plástico llegan al mar, y su principal fuente proviene de los cursos de agua que atraviesan las ciudades con grandes cargas de residuos, sobre todo plásticos. Se calcula que se seguir con las actuales tasas de ingreso de plástico al mar, habrá más plástico que peces en los océanos para el año 2050.

Sin embargo, vecinas y vecinos que participan de la iniciativa Hacia Basura Cero en Campos Deportivos, han comprendido que la problemática de la basura afecta también su entorno cercano, ya que el canal Gibbs o Gabriela Mistral que cruza por el sector está siendo usado como un lugar para depositar los desechos. También han comprendido que espacios naturales, como este canal, tienen importancia para el desarrollo de una vida más plena y digna, y no solo para el ser humano, sino que además para el ecosistema en general.

Por esta razón, la Red de Acción por los Derechos Ambientales organizó la primera jornada de limpieza de este curso de agua, en la cual participaron Traperos de Emaus Temuco, la Unidad G4 Grupo Gersa de la cuarta Compañía de Bomberos, Lombri Temuco, RADA, vecinas y vecinos.

Fueron cerca de ½ tonelada de desechos que se sacaron del canal entre chatarra, metales, plásticos de diverso tipo, ropa, plumavit y otros.

Además este mismo día se realizó una recolección de aceite usado de cocina, también organizada por la RADA y con el apoyo del  Instituto del Medio Ambiente de la UFRO y su convenio con la empresa BioInnova, en solo 4 horas se recolectaron más de 150 litros, los cuales no terminaran contaminando el suelo y/o el agua, sino que serán convertidos en biodiesel que reemplazará el combustible fosil de alguno de los buses de la línea 3 y 9 que recorren la ciudad de Temuco.

Esta jornada de limpieza y recolección de aceite usado, nos demuestra que la preocupación y compromiso ciudadano de personas y organizaciones frente a los problemas ambientales –que también son sociales- son el motor para un cambio real y sustentable en la gestión de los residuos, en el que sin duda deben contribuir las instituciones públicas.

Limpiar los ríos, playas y cursos de agua nos demuestra que la ciudadanía está dispuesta a usar su tiempo y energía para cuidar el planeta, pero no es suficiente. Necesitamos reducir drásticamente tanto la producción como el consumo de plástico, por ser un material no biodegradable que termina dando vueltas en el planeta por cientos de años, ingresando en vías respiratorias e intestinos de animales marinos, e incluso contaminando la cadena alimentaria humana. Se ha encontrado microplásticos en moluscs chilenos, y en los excrementos de personas de todas partes del mundo. Es urgente que como humanidad comprendamos la importancia y magnitud de este problema, y lo solucionemos de raíz, con las medidas que sean necesarias para detener esta catástrofe ambiental antes de que sea demasiado tarde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here