COMUNIDADES PIDEN AL SEA RECHAZAR EL PROYECTO WTE ARAUCANÍA Y PONER FIN A SU EVALUACIÓN

    0
    271

    Temuco, martes 13 de julio, 2021. Las comunidades mapuche Tripaiñan y Juan Chavarría de Lautaro, ingresaron al Servicio de Evaluación Ambiental una carta solicitando a la institución que finalice la evaluación ambiental del proyecto WTE Araucanía, que ponga en tabla la calificación final del proyecto dentro del mes, y que sea rechazado.

    El proyecto que pretende instalar un incinerador de basura en la entrada sur de Lautaro con capacidad para incinerar 187.200 toneladas de basura al año, generaría un impacto irreversible en la calidad del aire, agua, suelo, flora y fauna de toda la zona que se vería afectada por las contaminantes emisiones del incinerador dentro de las que se encuentran gases ácidos, material particulado fino y ultrafino, dioxinas, furanos y metales pesados.

    El proyecto ingresado en 2017 al sistema de evaluación de impacto ambiental, acumula a la fecha más de 16.000 observaciones ciudadanas en contra, y cientos de observaciones de los servicios públicos evaluadores, muchas de las cuales no han podido ser contestadas por el titular del proyecto.

    Dado que la empresa proponente (WTE Araucanía Spa.) ya agotó las instancias de respuesta a las observaciones que son la Adenda y Adenda Complementaria, y que la evaluación del proyecto está a 10 días de alcanzar el tiempo máximo permitido por el reglamento del SEIA, las comunidades solicitan al SEA la redacción del informe consolidado de evaluación que contenga recomendación de rechazar el proyecto, y que su calificación se ponga en tabla para sea votado el 28 de julio a más tardar.

    La solicitud de la recomendación de rechazar el proyecto se fundamenta, entre otras, en la observación de CONADI del 11 de junio 2021 que plantea que el Titular del proyecto Planta WTE Araucanía «no ha entregado elementos que permitan descartar la susceptibilidad de afectación que preocupa a los GHPPI (grupos humanos de pueblos indígenas), toda vez que su respuesta no descarta que esta depositación [de materiales contaminantes sobre el suelo, agua y predios agrícolas de la población protegida] se produzca sino que solamente se limita a mencionar que es improbable que ello ocurra, que no es perceptible por las personas y que en caso de producirse no existirán elementos que permitirán establecer  la causalidad de esta contaminación». También, CONADI agrega que el Titular no se justifica en evidencia científica aplicada al territorio que permita tener una certeza. Esto es de suma relevancia para las comunidades mapuche del territorio afectado por este proyecto pues hasta ahora han sido excluidas del mecanismo de participación específico para los pueblos indígenas, cual es la Consulta Indígena, que ya fue solicitada ante la Dirección Regional del SEA sin respuesta.

    Además, nos parece relevante destacar que CONADI sostiene en su observación que «debe aplicarse en la evaluación ambiental el principio preventivo y precautorio en relación a aquellos riesgos que se desconocen» y en este caso, el titular no ha sido capaz de presentar medidas de monitoreo y seguimiento ambiental sobre las aguas, suelos, cultivos, frutales y sobre la salud de las comunidades mapuche del sector. 

    Cabe destacar que el año 2019, ocho comunidades mapuche de Lautaro entre las que se encuentran las comunidades Tripaiñan y Juan Chavarría, solicitaron al Servicio de Evaluación Ambiental la realización de una consulta indígena en relación a la evaluación del proyecto WTE Araucanía, solicitud que hasta el día de hoy no ha sido contestada.

    Por todo ello, instan una pronta finalización de la evaluación ambiental de este proyecto y su rechazo.

    Las oficinas del Servicio de Evaluación Ambiental de La Araucanía se encuentran cerradas a pesar de que Temuco avanzó a fase 3 y hasta el casino Dreams ya abrió sus puertas al público. La entrega de la carta tuvo por tanto que hacerse por correo electrónico, situación que significa una barrera a la participación de comunidades que tienen problemas de acceso a medios digitales y uso de aparatos electrónicos.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here